Nuestra Señora de la Cosecha

Artículo escrito por Vivianne Crowley para su columna “Greening the Spirit” en Patheos.com 06 de agosto de 2013

Traducido al Español por Madelaine Benítez (LaMadduk)

Estamos entrando en el signo astrológico de Virgo, el signo de Nuestra Señora de la Cosecha. La Diosa de la Cosecha es una deidad importante para todos. Sea que vivamos en el centro de una ciudad o en el campo,  dependemos del ciclo de cultivo para la alimentación y la vida. Aquí en Bretaña, el noroeste céltico de la Francia rural, los granos en los campos a nuestro alrededor han sido cosechados y trillados. Las espigas están listas para ser transformadas en harina y luego en pan; los tallos proporcionarán alimentos y cama para los animales. La realidad de la dependencia de la humanidad sobre el mundo natural está en todo nuestro alrededor.

El fin de la cosecha de grano es un tiempo natural para que celebremos y honremos a la Diosa de la Cosecha. Era una época en que la gente podía tomar un breve descanso del trabajo agotador. Tras saber que el grano fue cosechado cuidadosamente, nuestros ancestros podían celebrar que haya comida para el invierno venidero. La Diosa de la Cosecha es la Diosa de piel oscura, quién sobrevivió a la era Cristiana como la Virgen Negra. Ella es la Diosa de quienes trabajan en la granja y el jardín y pasan largas horas al aire libre y tienen quemaduras por el sol. Ella es la Diosa del maíz maduro, la Dama de los campos dorados bañados por el sol. Ella nos recuerda que la vida corpórea y el mundo  natural son tan importantes como el mundo del espíritu. La imagen de la Reina de Pentáculos en el tarot es adecuada para representar a la Diosa de la Cosecha, quien es la Dama del Alquería, Guardiana de la rica y fértil tierra; la Diosa Virgo de todos los que trabajan para ganarse la vida.

Deméter, diosa de la cosecha

Podemos encontrar a la Diosa de la Cosecha en la Diosa Griega Deméter, la Diosa patrona de la cosecha de trigo, y una de las principales deidades de los misterios iniciáticos de Eleusis de la Grecia antigua que mostraba al iniciado el secreto de la vida más allá de la muerte.

Si queremos contactarnos con la Diosa de la Cosecha y aprender el misterio de Demeter, podemos simplemente sostener una espiga de trigo o cebada en nuestras manos y meditar sobre ella. ¿Cómo se siente? ¿Qué es lo que nos dice? La espiga madura de trigo no tiene la suavidad de la juventud, pero la madurez de la edad. Es seca, pero tiene la promesa de la transformación. De ella puede brotar Nueva vida, porque en su interior yace la semilla. Dentro de la semilla se encuentra la promesa de la reencarnación y el renacimiento. Este fue el secreto revelado al iniciado: nacemos, vivimos, morimos y vivimos de nuevo.

Demeter es la dadora del grano y también creadora del orden. Las sociedades agrarias dependen de la ordenada marcación limítrofe del campo, los sistemas legales de propiedad y herencia de los terrenos, los contratos entre proveedores y consumidores, entre los productores y los procesadores de alimentos tales como los molinos, entre los productores y quienes tienen instalaciones de almacenamiento. Es fácil ver cómo una simple espiga de trigo podría crear una completa infraestructura social y económica.

Los cultivos transgénicos

El trigo sigue creando la infraestructura económica. Enormes agro-corporaciones propietarias de las semillas de los cereales, los fertilizantes y los pesticidas involucrados en la producción a gran escala. La Diosa Demeter se encuentra a sí misma presidiendo nuevas y extrañas formas de orden social.

Muchos en la comunidad Pagana están activamente denunciando de las actividades de los productores de transgénicos como lo es Monsanto. Otros ven la explosión demográfica mundial y llegan con malestar a la opinión de que no hay más remedio que ir por el camino de las nuevas formas de producción de alimentos, aunque puedan ser éstas arriesgadas. ¿Cómo debemos reaccionar como Paganos a los diferentes lados del debate? Lo más importante es saber cuáles son los argumentos y tomar decisiones en lo que podamos. El planeta regente de Virgo es Mercurio, dándole al intelectualismo de Mercurio un sesgo práctico y científico. Si verdaderamente honramos la tierra y la naturaleza, si creemos que la naturaleza es la prenda de lo Divino, entonces es importante que descubramos qué es lo que comemos, cómo se produce y cuáles son las consecuencias de esa producción.

Encontrando la armonía interior

Que seamos lo que comemos es un axioma físico obvio, en el sentido de que la comida es lo que nuestros cuerpos procesan para mantenernos vivos pero, también somos lo que comemos en otro sentido. Comer implica decisiones con consecuencias que pueden o no cumplir con nuestro código de ética personal. Si vivimos en una manera que no está de acuerdo con nuestros valores internos, y no seguimos lo que creemos que es correcto y verdadero, experimentaremos una incongruencia entre lo que pensamos y lo que hacemos; y en la profundidad no nos sentiremos a gusto con nosotros mismos. En este sentido, la palabra en inglés ”dis-ease” o ‘enfermedad’ es similar a lo que los Budistas llaman dukkha. Dukkha se traduce a menudo como “sufrimiento”, aunque”a-centrado” a menudo funciona mejor como una traducción; y, transmite la sensación que tenemos cuando vivimos una vida que no está de acuerdo con nuestros valores internos.

Para vivir felices como Paganos, tenemos que vivir de acuerdo con nuestros valores Paganos. Pensar profundamente acerca de que los valores pueden llevar a los Paganos hacia diferentes direcciones. Algunos rechazarán los alimentos transgénicos, mientras que otros pueden aceptarlos tal vez con miramientos. Es importante que la forma en que vivimos nuestro Paganismo logremos tomar las mejores elecciones que podamos. Incluso si tomamos decisiones  podrían existir compromisos. A menos que vivamos de manera sustentable en nuestra propia tierra, no será necesariamente posible que elijamos todo lo que comemos. No nos es siempre posible saber si los ingredientes de los alimentos pre-preparados incluyen los cultivos transgénicos, pero podemos evitarlo si compramos menos alimentos pre-preparados. Con el tiempo, puede que encontremos que nuestras opciones originales estaban equivocadas, o no fueron tan buenas como pensábamos; pero sabremos que hemos elegido y utilizado con integridad el libre albedrío que los Dioses nos han dado. Nos hemos dirigido a nuestro ideal y “esforzado siempre hacia ello”. Virgo es un signo de elección y discriminación, y la esencia de Virgo está en utilizar el intelecto de una manera armoniosa para discriminar entre una cosa y otra. La temporada de Virgo es un buen momento para ejercer esas cualidades. ¿Con transgénicos o sin transgénicos, comer carne o no, comer orgánico o no? Como Paganos podemos, con la conciencia consciente, tomar nuestras decisiones y vivir de la mejor forma posible para honrar a la tierra.

Oración a la Tierra

Salve Dama de la Tierra y las Cosechas,
el Poder de todas las cosas verdes y en crecimiento.
Antigua, firme y sabia,
profundo es tu pensamiento y lento tu sueño;
todas las cosas que concibes, llegan a pasar.

Tú eres el fresco suelo,  lavado por la lluvia de la primavera,
néctar de la cuencas donde todas las florecen las semillas.
Tu eres los campos bañados por el sol de verano,
tibio al tacto, el lecho de los amantes.

Tu eres el suelo del bosque en otoño,
alfombrado de hojas, para proteger lo que se encuentra debajo.
Tú eres la tierra congelada en invierno -
Que parece estéril, pero en ti yace la vida.

Soportando más allá de la resistencia;
fuerte donde perecen los más fuertes;
nutricia a los hambrientos;
consuelo para los moribundos;
el hogar de toda tu creación.

Los grandes árboles y los animales sabios te rinden homenaje;
las montañas saben tus nombres secretos;
oro y plata, grano y fruta,
traes riqueza, y fertilidad.

Fuente de nuestro ser, la Madre Tierra,
nosotros te honramos.

-Vivianne Crowley, julio 1993-

Para leer este artículo en Inglés, presiona aquí.

Para leer este artículo en Italiano, presiona aquí.

2 Responses to Nuestra Señora de la Cosecha

  1. Pingback: Artículo: Nuestra Señora de la Cosecha | South America Bureau

  2. Pingback: Our Lady of the Harvest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>